Enfermedades transmitidas por mosquitos - Mosquitos - Dengue - Prevención de Mosquitos - Control de Mosquitos adultos - Repelentes para mosquitos - Aedes aegypti - Tipos de mosquitos - Ciclo de vida de los mosquitos

Los jejenes no son mosquitos

La gente cree que los jejenes son mosquitos pero es falso.

Esos molestos jejenes
  
No debe haber cosa más molesta cuando se sale a pasear al campo, que la presencia de los jejenes, insecto omnipresente que pareciera que cada vez se hace más numeroso.

Perjudican muy especialmente al turismo y los trabajos agrícolas, así como a la cría de ganado y aves de corral.

El control aislado es totalmente ineficaz, por lo que se debería implementar una acción de amplia cobertura en cursos de agua rápida.

En África y Centroamérica son transmisores del Onchocerca volvulus, que provoca la enfermedad llamada "ceguera de los ríos".

Los jejenes son insectos voladores, cuyas hembras adultas se alimentan de sangre luego de la cópula para poder poner sus huevos.

La mayoría de las especies de jejenes son de aproximadamente 2 a 5 milímetros de largo, de un color negro-grisáceo o incluso amarillo, con un aspecto encorvado, parecido a un mosquito, en tanto que su aparato bucal tiene cierta similitud a la del tábano.

Cuando pican, causan una hinchazón o adormecimiento de la zona que puede durar varios días, en una reacción alérgica que, se cree, puede ser causada por una sustancia histamínica que está presente en su saliva.

Son atraídos por el dióxido de carbono y la humedad que liberamos durante la respiración y también por la ropa de color azul oscuro mucho más que la blanca, la transpiración, los perfumes y los aromas de productos de limpieza corporal.

Prefieren los sitios sombreados o parcialmente sombreadas, pero evitan los lugares cerrados. Algunas especies pueden volar hasta distancias de 12 a 16 kilómetros fuera de los lugares de cría e incluso a distancias mayores a impulso de los vientos.

Las hembras pueden depositar entre 150 a 500 huevos brillantes y de color blanco-cremoso en objetos sumergidos en los ríos o arroyos, como ser plantas, rocas, palos, etc, o simplemente los dejan flotar sobre la superficie del agua.

Para alimentarse, poseen una especie de abanico en la cabeza que impulsa material alimenticio hacia su boca. Los adultos emergen a los 2 ó 3 días, una vez que el agua alcanza la temperatura adecuada y son capaces de volar y copular inmediatamente.

Los jejenes completan su ciclo biológico en alrededor de seis semanas y pueden tener hasta cuatro generaciones por año.

- Dejanos tu comentario:

Nombre Mail
Localidad Provincia
Teléfono
Comentario
Por favor escriba el texto que aparece en la imagen. (Cargar otra imagen de ser necesario)

- Comentarios (0)

No se pusieron comentarios en este articulo