Enfermedades transmitidas por mosquitos - Mosquitos - Dengue - Prevención de Mosquitos - Control de Mosquitos adultos - Repelentes para mosquitos - Aedes aegypti - Tipos de mosquitos - Ciclo de vida de los mosquitos

Anopheles

Conociendo a los mosquitos: Anopheles

Este mosquito tiene la particularidad de habitar cualquier parte del mundo: incluyendo Europa, África, Asia, América y Oceanía. En especial ocupan las zonas templadas, tropicales y subtropicales.

Existen 400 especies de Anopheles, de las cuales 30 a 40 transmiten cuatro especies diferentes de parásitos del género Plasmodium. Este tipo de parásito es muy peligroso ya que es el causante de enfermedades como la malaria humana.

Hay que tener en cuenta que solo es transmisor cuando es adulto y sólo en el caso de las hembras, en la que el mosquito actúa de vector de la malaria.

Atraviesan en su desarrollo el ciclo biológico clásico, en cuatro fases: huevo, larva, pupa y adulto.

Las primeras tres etapas transcurren en medio acuático y se prolongan entre 5 y 14 días, según la especie y los factores ambientales como la temperatura.

Las hembras adultas pueden vivir hasta un mes. Normalmente, no pasan las dos semanas de vida.

Los Anopheles se pueden distinguir de otros géneros a través de sus palpos, o si se observa, se puede distinguir la presencia de escamas sobre las alas.

Aunque sin duda, la mejor forma de diferenciarlo es observando su postura en reposo, ya que disponen su abdomen de forma empinada, en contraposición con el abdomen paralelo a la superficie de reposo que se observa en otros géneros.

Los mosquitos adultos suelen aparearse a los pocos días de eclosionar de la pupa.

En la mayoría de especies, los machos se unen formando enjambres, generalmente hacia el atardecer, y las hembras vuelan hasta éstos para copular con uno o más machos.

Los machos no suelen vivir más de una semana, durante la cual se alimentan de néctar y de otras fuentes de azúcar.
Las hembras, además del azúcar necesitan una fuente de proteínas para desarrollar los huevos: la sangre. Tras una ingesta de sangre, la hembra reposa unos días realizando la digestión mientras los huevos se desarrollan con los nutrientes extraídos.

En dos o tres días, los huevos ya están lo suficientemente desarrollados como para poder ser depositados.

La mayoría de Anopheles son nocturnos. Algunos se alimentan dentro de los hogares (endofagia), mientras que otros prefieren alimentarse fuera de ellos (exofagia), y tras la ingesta de sangre, algunos mosquitos prefieren reposar dentro (endofilia) y otros fuera (exofilia); no obstante, este  comportamiento cambia según la localización geográfica, las características del hogar y las condiciones microclimáticas.

- Dejanos tu comentario:

Nombre Mail
Localidad Provincia
Teléfono
Comentario
Por favor escriba el texto que aparece en la imagen. (Cargar otra imagen de ser necesario)

- Comentarios (0)

No se pusieron comentarios en este articulo